Compartir!

Cerca de 300 detenidos, saqueos a comercios privados, destrozos a bienes públicos y privados, enfrentamientos entre Policías y manifestantes, violencia, vandalismo, manifestantes enmascarados, agresiones a periodistas de parte de Policías, ataques a una ambulancia, agresiones de taxistas a policías, el 3 de octubre hicieron temer a muchos en Ecuador que el país iba a volver a escenarios de inestabilidad, mientras que otros se frotaban las manos intentando pescar a río revuelto.

El gobierno de Lenín Moreno, acusado por sus detractores durante dos años de timorato y de incapaz de tomar decisiones como estadista, sorprendió el 1 de octubre poniendo fin al subsidio a la gasolina de 87 octanos y al diésel, mantenido por casi cinco décadas en el país andino y que le ha costado a las arcas fiscales más de US$60.000 millones. Casi la mitad de esos recursos, según el analista Alberto Acosta, correspondió a la última década, en la que gobernó Rafael Correa.

Si bien el paquete de medidas económicas incluyó otras (algunas de ellas para compensar con ayudas a los más pobres). fue el retiro del subsidio a los combustibles el que encendió la pólvora.

Diversos estudios realizados por sucesivos gobiernos y por organismos y consultoras internacionales han hablado durante años de la necesidad de eliminar los subsidios a los combustibles, que han distorsionado la economía del país y han beneficiado a los grupos sociales más pudientes.

Sin embargo, ningún Presidente ha tomado la decisión de retirarlos por considerar esa medida como “un suicidio político”, en un país que previo a la década del gobierno de Correa vio caer varios presidentes en medio de intensas protestas populares, descontentas con las sucesivas crisis y los escándalos de corrupción.

[…]  Para Sebastián Hurtado, de la consultora privada PROFITAS: “Esta es una oportunidad de oro para los correístas, para generar desestabilización y caos y le van a sacar el mayor provecho posible en su beneficio. Hay un interés político directo; es la única forma de sacudir el sistema para mejorar su posición política y de alguna manera sacarse de encima muchos de los problemas que tienen en este momento en temas judiciales y legales. Con cualquier tipo de medidas habrían intentado sacar provecho”.

INFOBAE

 

Compartir!

Contáctanos!

¿te gustó?