Francisco Rivadeneira
Representante de Ecuador ante el Fondo Monetario Internacional (FMI)

A continuación acompañamos la siguiente entrevista realizada por el diario Expreso. El representante de Ecuador ante el Fondo Monetario Internacional (FMI), Francisco Rivadeneira, habló con EXPRESO, vía telefónica, desde Washington (EE. UU.), sobre la relación actual que el organismo mantiene con el país.

¿Cómo ha recibido el FMI el cambio de Gobierno?
La percepción ha sido positiva, particularmente porque se lo ha hecho de manera pacífica y democrática. Además ha habido muestras del presidente Moreno de querer entablar un diálogo con el FMI y otras entidades multilaterales.

También fue representante al FMI con el anterior Gobierno, ¿qué visión tenían de Correa?
La visión que tenían, desde el nivel más alto, desde Christine Lagarde (directora del FMI) hacia abajo, era positiva. En el sentido en que se entendía muy bien que el expresidente Correa había hecho todo lo necesario para poder asegurar para que Ecuador avance en la senda del desarrollo. Siempre fue una relación correcta, muy positiva.

Correa fue muy crítico del FMI, ¿eso no fue mal visto?

No. Yo no lo calificaría como que fue mal visto. Lo que importa es la realidad de las cosas, los resultados. Los hechos de que hayamos podido realizar la consulta de los artículos IV en 2015 y 2016 demuestran que la relación, en la práctica, era funcional, más allá de cualquier comentario.

Con Moreno, ¿se nota una mayor cercanía con el FMI?

Lo que yo percibo es que con el gobierno del presidente Moreno hay una mayor disposición al diálogo, a identificar áreas en las que se pueda trabajar con el FMI, ya sea para transmitir ayuda directamente o que podamos conseguir ciertas ventajas y ciertos objetivos en otras entidades relacionadas al Fondo.

¿Qué tipo de ayuda?

El FMI no solo da los tradicionales financiamientos llamados ‘Stand by’ , que en ciertas esferas son muy criticados. El Fondo también tiene otros tipos de financiamiento. El ejemplo más claro es el que se otorgó por el terremoto. El FMI, como todos los organismos parte de Naciones Unidas, presta mucha asistencia técnica de alta calidad. El Gobierno ha demostrado un claro interés en ver cómo podemos obtener mayor asistencia técnica por parte del Fondo.

¿No es eso contradictorio en un Gobierno que se autodenomina de izquierda?

No necesariamente. Porque desde mi percepción, desde lo que he estudiado y analizado, los paquetes de asistencia técnica que utiliza el Fondo son extremadamente operativos, muy técnicos. Por ende, el factor ideológico está por encima. Son herramientas que se requieren para un buen manejo de temas contables, temas de balanza de pago, de cuenta corriente, etc.

El Gobierno ha dicho que por ahora no requiere financiamiento del FMI, ¿en el futuro?

El Fondo siempre va a estar dispuesto porque esa es una de sus principales funciones. Siempre, obviamente, cuando haya un problema de balanza de pagos, por ejemplo. En ese sentido, el Fondo siempre ha manifestado la voluntad de que si el Gobierno lo requiere está dispuesto a apoyar.

No hay una solicitud formal…

No se ha confirmado, ni en el Gobierno anterior, ni en el actual, pero nunca se puede descartar ese mecanismo porque en un país dolarizado, que es extremadamente frágil su manejo debido a los factores externos, como el dólar o el petróleo, es siempre necesario tener todos los escenarios posibles a la disposición para una contingencia.

¿Cómo está la visita de la misión del FMI a Ecuador?

La visita que se esperaba para la consulta del artículo IV de 2017, por razones internas al FMI, no se ha podido concretar. Hay varias opciones: la una es hacer el Artículo IV entre finales de noviembre o enero de 2018. O hacer una visita a finales de noviembre o principios de diciembre, más bien de carácter protocolaria, posiblemente a un nivel un poco más alto que los técnicos para relanzar la relación del FMI y el presidente Moreno.
Fuente: Diario Expreso (31/10/2017)
Contáctanos!

¿te gustó?

Tags: