Marcelo Merlo 
Miembro de la veeduría de la deuda pública.

A continuación acompañamos la siguiente entrevista realizada a Marcelo Merlo por el diario Expreso.

Esta semana la veeduría conformada por la Contraloría General para dar seguimiento a la auditoría de la deuda interna y externa adquirida en el anterior gobierno se reunirá para analizar los avances del examen especial. En el camino, se han encontrado obstáculos que frenan la investigación.

¿Cuántas dificultades han enfrentado durante este proceso de auditoría?
Los técnicos de la Contraloría, que son los que llevan adelante este proceso, nos informaron de no menos de cinco acciones que se ejecutaron en el periodo presidencial pasado y que ahora dificultan analizar el verdadero monto de la deuda que tiene el país.

¿Cuáles podría mencionar?
Por ejemplo, las famosas resoluciones tomadas en 2010 con los cuales se modificó, de forma arbitraria, leyes para mantener bajo confidencialidad y reserva los procesos de endeudamiento mientras dure todo el desembolso del crédito: esto puede ser 10 o 15 años.

¿Se modificó el mecanismo para calcular el porcentaje de endeudamiento con relación al Producto Interno Bruto (PIB)?
Al parecer, se dieron disposiciones para ir excluyendo del monto de endeudamiento algunos rubros y no superar el límite del 40 % con relación al PIB. El propio presidente Lenín Moreno lo viene diciendo: la deuda que heredó es de $ 60.000 millones, eso quiere decir un 65 % del PIB.

¿Qué espera la veeduría del trabajo de la Contraloría?
Esperamos que se determinen tres cosas: la legalidad, la fuente de dónde vino ese dinero y el uso que se le dio, en qué se gastó. El presidente Moreno ha repetido en varias ocasiones que se han detectado actos de corrupción. Mucho me temo que la conclusión sea una caja de Pandora de irregularidades.

¿Auditar la deuda puede inquietar a los mercados y potenciales prestamistas del país?
Por ahí salió una información de que la creación de la veeduría aumentó en tres puntos el riesgo país. Eso es mínimo frente al riesgo país que se generó en el anterior gobierno. Por el contrario, pienso que al mercado internacional le será mucho más saludable conocer la realidad del Ecuador. Esto dará más certezas a inversionistas y prestamistas.

¿Hay gente ‘odiadora’ entre los veedores como dice el expresidente Rafael Correa?
Lo primero es aclarar que el trabajo y los resultados son de la Contraloría. Nosotros aportamos con nuestra experiencia en metodología, pero no vamos a imponer nuestros criterios a los técnicos de Contraloría que viene trabajando desde agosto. Mi criterio personal, no como veedor, es que el expresidente apela a convertirse en víctima para impulsar su campaña en contra de la consulta popular.

 

Contáctanos!

¿te gustó?

Tags: