Miguel Carvajal
Secretario de la Política

A continuación acompañamos la siguiente entrevista realizada a Miguel Carvajal realizada por el diario El Comercio.

El Secretario de la Política analiza la relación entre el Ejecutivo y el Legislativo en estos 11 meses de Gobierno y define las prioridades. Pero aclara que de esta coordinación se encarga directamente la Cartera de Justicia.

¿Ha podido el Gobierno avanzar con su agenda?
La relación entre el Gobierno del presidente Lenín Moreno y la Asamblea ha estado marcada por varias circunstancias: la división en Alianza País (AP), la destitución del exvicepresidente Jorge Glas y la salida del expresidente de la Asamblea, José Serrano. Ha sido un año donde la dinámica política marcó esa relación.

¿Eso complicó el trabajo?
Hay que poner en relieve la coordinación institucional, para que varias iniciativas legislativas puedan ser tratadas con el Ejecutivo y viceversa. Y el respeto a la autonomía no solo con la Asamblea. Eso se evidencia, por ejemplo, en el inicio de juicios políticos.

Pero, ¿cómo está la relación con el Legislativo?
Con el bloque de AP mantenemos una relación permanente. Y hemos participado de reuniones con otros bloques. Esto es importante, porque a veces se satanizan las relaciones políticas. Para nosotros es fundamental mantener una relación, como Ejecutivo, con los distintos bloques.

Además necesitan votos para aprobar las leyes.
Parte de los problemas del período anterior -que muchas veces fue señalado por quienes éramos legisladores- era la necesidad de tener siempre relaciones abiertas. Ahora, en la Asamblea hay reuniones periódicas con los bloques. Nos parece saludable.

¿Cómo van a trabajar con las cuatro comisiones presididas por correístas?
Esperamos tener fluidez en el trabajo legislativo. Debilitar la institucionalidad nunca es bueno. En tanto no obstruyan el trabajo, no hay problema. Pero la reestructuración es un tema interno de la Asamblea.

¿Cómo mira el Ejecutivo la producción legislativa?
Tenemos en mente varios temas y creo que coinciden con las prioridades que tiene la Asamblea. En lo inmediato, por ejemplo, aspectos que para nosotros son de alta prioridad: la ley económica urgente que se está preparando.

Ese proyecto se esperaba la semana pasada.
Esperamos que en las próximas dos semanas ya pueda enviarse. Esa ley contiene los aspectos del programa de estabilización y desarrollo económico. Se sigue trabajando. Pero se necesita una serie de precisiones derivadas del informe de Contraloría sobre cómo calificar la deuda pública. Eso tiene que estar claro.

Una de las críticas que ha recibido el Gobierno es por la percepción de la demora en tomar decisiones económicas.
En diciembre se envió un primer paquete. Ahí había una transitoria que permitía avanzar en las inversiones para culminar obras, algunas de ellas sobrepasaron el 170% del presupuesto inicial. Pero la Asamblea no lo aprobó y eso nos tiene complicados. El peor de los escenarios es tener inversiones importantes, incluso con equipamiento, y que no se las pueda concluir.

¿Qué otros proyectos tienen pendientes?
La ley de atracción de inversiones, que está dentro de las perspectivas de estabilización y desarrollo. La fecha de presentación se está discutiendo en el frente económico. La ley de viviendas de interés social, la de simplificación de trámites, la de acuicultura y pesca.

Dada la coyuntura de violencia en la frontera norte, ¿piensan tramitar leyes de seguridad?
Hace una o dos semanas el bloque de AP propuso que se incorporen en la agenda legislativa las reformas al Código de Seguridad. Nos parece importante tener los acondicionamientos necesarios y hay que discutirlos. Pero puede estar relacionado con otras normativas en trámite, como la de personal de las FF.AA. y la de Policía Marítima.

Usted habla de una prioridad económica, pero el Legislativo dice que la prioridad es la seguridad. Ellos ya crearon una Comisión Ocasional y quieren iniciar por la Ley de Desarrollo Fronterizo.
Habría que ver los contenidos de ese proyecto, porque hace algún tiempo ya se propuso y fue vetado. Los temas de desarrollo económico y social en la frontera tienen que ver, en buena medida también, con seguridad.

No hay una propuesta concreta del Ejecutivo.
Estamos esperando la propuesta del Legislativo y la revisión que está haciendo el frente de Seguridad. Sí tenemos normativa para hacer frente a acciones terroristas. Pero necesitamos concentrar una serie de políticas y de institucionalidad para ese enfoque específico.

¿Qué otros temas constan en la agenda legislativa del Ejecutivo?
Está el veto a la Ley de la Circunscripción Amazónica, que se envió a la Asamblea. Está en marcha el Código de Salud, la Ley de Riesgos, las reformas a los códigos del Trabajo e Integral Penal, a las leyes de Educación Superior, Educación Intercultural, Transporte. Las dos últimas son importantes para el proceso de diálogo del Gobierno Nacional.

¿Estos proyectos tienen un plazo de aprobación?
Estas son, para el Ejecutivo, las leyes de mayor prioridad y muchas están en la agenda del Legislativo. La aspiración es que puedan tratarse con la mayor agilidad. Pero con los tiempos que permitan el tratamiento adecuado.

¿Cree que ya hay mayor estabilidad política para que el Gobierno trabaje?
Eso esperamos, necesitamos estabilidad política e institucionalidad. Estamos viviendo un período de transición que comenzó a cerrarse una vez concluida la consulta popular de febrero.

Perfil: Es sociólogo por la Universidad Central, con un posgrado por la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales.

Trayectoria: Fue asambleísta nacional y presidió la Comisión de Soberanía Alimentaria. Fue Ministro Coordinador de Seguridad, Viceministro de Defensa, Subsecretario de Defensa y Viceministro de Desarrollo Rural.

Fuente: Diario El Comercio
Contáctanos!

¿te gustó?

Tags: