Por: María Gotti | Analista de Proyectos de Sostenibilidad|23 de Agosto de 2016. Este reporte fue publicado originalmente en el sitio web sharedvalue.org (Post traducido por Prófitas S.A.)

Pese a que el 90% de la principal actividad productiva se deriva de las actividades industriales en las áreas rurales, estas son las áreas que tienen el menor apoyo económico del Gobierno. De hecho, es común que las personas que viven en estos municipios, donde los presupuestos de los gobiernos son muy bajos, esperen recibir financiación de las grandes entidades industriales que trabajan allí. En esta nota, Enel, que tiene operaciones en Tequendama y Gavio, abrió una nueva relación con las partes interesadas al involucrar a las comunidades en una perspectiva de valor compartido para salvaguardar su negocio existente y superar el viejo enfoque de “compensación”. Esto permitió a la empresa desarrollar alianzas estratégicas mediante el co-diseño de soluciones con las comunidades locales y la activación de un programa que apoya el desarrollo local para fomentar nuevas oportunidades, generar ingresos y mejorar la dinámica económica de los municipios.

Considerando que el 70% de los alimentos producidos en Colombia proceden de pequeños agricultores, y luego de un análisis de contexto y reuniones con las comunidades, las oportunidades identificadas fueron de tratar de fortalecer y facilitar el desarrollo de la agroindustria local. El programa de desarrollo quiere apoyar a las comunidades en su manejo de ganado, cultivo de hortalizas, café y cacao mejorando e innovando sus metodologías. Esto se hace proporcionando: capacitación sobre cómo plantar nuevos cultivos, asistencia técnica sobre cómo usar el nuevo equipo profesional para fortalecer las destrezas post-cosecha y enseñarlandoles cómo instalar alianzas comerciales y mitigar los impactos ambientales durante el proceso de producción. Este programa permite a las comunidades fortalecer su producción local y hace que el producto sea más competitivo en los mercados nacionales e internacionales.

Unos cuantos detalles más y resultados del programa:

  • Mejoramiento de la calidad de la leche producida por 90 productores en la comunidad de San Antonio de Tequendama desarrollando también la exposición de la leche en el mercado local.
  • Fortalecimiento de la producción de hortalizas en 35 hectáreas de tierra proporcionando asistencia técnica y nuevos equipos. Los beneficiarios directos de este programa en el Municipio de San Antonio de Tequendama son 70 familias.
  • 2.000 hectáreas de cultivos de café renovadas, 800 agricultores directamente involucrados, 200% de aumento de la productividad por hectárea, nuevas oportunidades de empleo para 5.000 personas y el apoyo de 17 asociaciones locales para mejorar la colocación del producto en el mercado.
  • Cultivo de 163 hectáreas de cacao, de las cuales 187 agricultores y sus familias pueden beneficiarse directamente, aportando al mismo tiempo 200 nuevas plazas de empleo y fortaleciendo las actividades empresariales sociales de 4 asociaciones locales.

Gracias a este proyecto de desarrollo, los productores de Cacao de Asopeca en el municipio de Campoalegre ganaron el primer premio “Cacao de Oro de Colombia” – por la mejora de su producción de cacao fino de aroma en el país – en un concurso nacional lanzado por Swiss Contact, una cooperación suiza. Gracias a este premio y mención, Asopeca fue invitada a participar en el Salon du Chocolat en París donde se reunieron con los mejores productores de chocolate del mundo, luego de lo cual recibirán asistencia técnica en el proceso de post-cultivo por un experto que visitará el Área de producción.

Al mismo tiempo, la calidad del cacao se incrementado exponencialmente y al momento se mira hacia nuevas oportunidades de mercado tanto nacionales como internacionales.

Valor para los Negocios

Defender el negocio existente y desarrollar nuevas oportunidades aumentando la lealtad de las partes interesadas, comprometer a la comunidad local en un programa de desarrollo social y económico a largo plazo para prevenir más inversiones de “compensación” en una etapa posterior.

Valor para las Partes Interesadas

Mejorar las técnicas de cultivo, fortalecer la comercialización de los productos y aumentar la renta disponible local. Promover oportunidades de trabajo para reducir la migración a otras áreas más productivas.

Este artículo fue originalmente publicado en la página web de Shared Value Initiative bajo el título “ Social Inclusion within Business Development: Investing in Improving the Local Agribusiness”.

Contáctanos!

¿te gustó?

Tags: