Por: Blakey Emmett | Director General de Compromiso Global Corporativo en PACT|23 de mayo de 2016. Este reporte fue publicado originalmente en el sitio web sharedvalue.org (Post traducido por Prófitas S.A.)

Algunas semanas atrás, tuve el privilegio de juntarme con algunos de los principales líderes del sector público y privado en la Cumbre de Valor Compartido en Nueva York para discutir cómo las empresas pueden ayudar a cambiar el mundo. Con un creciente reconocimiento de que el sector privado es un elemento clave para alcanzar los objetivos de desarrollo global, hay una base cada vez mayor de apoyo e interés en el tema de valor compartido.

Durante la cumbre de este año, se destacó algunas de las iniciativas de valor compartido y asociaciones que ya están generando un impacto en el mundo. Uno de los puntos más importantes de la cumbre fue el tema de la colaboración, no sólo entre las empresas con iniciativas similares en todas las geografías, sino también entre las organizaciones no gubernamentales que a menudo nos ven en competencia por financiamiento del sector privado.

En 2014, Pact se unió al plan piloto del Grupo de Trabajo de ONGs perteneciente a Valor Compartido, un grupo de organizaciones internacionales no gubernamentales que examinan cómo el valor compartido puede ayudar a lograr asociaciones con el sector privado a escala de impacto. En este ambiente pre – competitivo, Pact y los demás miembros, tienen un espacio para conectarse con sus compañeros, discutir los éxitos y desafíos en asociarse con el sector privado, compartir recursos y herramientas, y generalmente juntarse como una comunidad de práctica

La reunión previa a la cumbre de este año permitió que los miembros del grupo de trabajo se enfoquen en algunos de los temas clave en los que creemos que valor compartido puede desempeñar un papel importante, así como contribuir a una discusión más amplia sobre el tema. Un ejemplo de ello, es un subgrupo que formamos con el objetivo de investigar la vinculación formal de una asociación de valor compartido a grupos de ahorro con instituciones financieras. Durante la cumbre, hemos sido capaces de capitalizar reuniones formales e informales con el sector privado, explotando los intereses mutuos de los colaboradores para asegurar que la inclusión financiera se logre a escala. Como Michael Porter de la Escuela de Negocios de Harvard y el Dr. Jim Yong Kim, del Banco Mundial expresaron durante su discurso de apertura en la cumbre, el desarrollo de un próspero sector privado en las economías en desarrollo es esencial para lograr la prosperidad compartida.

Como organización, la ONG Grupo de Trabajo de Valor Compartido ha permitido que Pact comparta las lecciones de nuestro cambio transformacional y los cambios de la organización que nos facilitaron entablar asociaciones de valores compartidos, para ayudar a otros en su viaje. Si bien no tenemos décadas de experiencia trabajando con socios del sector privado como Chevron, Coca – Cola, Qualcomm, Microsoft, entre otros, el panorama del desarrollo y los desafíos que enfrentan las comunidades continúan evolucionando y no tenemos todas las respuestas o los conocimientos necesarios para hacer frente a estos retos . Pero en conjunto, podemos lograrlo

Hay poder en la colaboración. Al trabajar juntos, a través de diferentes industrias y sectores, para impulsar las diferentes redes, recursos y experiencias. Esta es la forma en la que verdaderamente vamos a cambiar el mundo, y este año la Cumbre de Valor Compartido ayudó a poner protagonismo y difundir las mejores prácticas y actores que están ayudando a impulsar al mundo hacia la prosperidad compartida.

Este artículo fue originalmente publicado en la página web de Shared Value Initiative bajo el título “ Collaboration Is Changing the Game for Global Development”.

Contáctanos!

¿te gustó?

Tags: