La perspectiva de un presidente Lenín Moreno con altos índices de aprobación y en camino de consolidar un mayor apoyo dentro del movimiento de gobierno Alianza País, ha llevado a algunos analistas internacionales a mejorar sus expectativas con respecto a las reformas que pueda avanzar Ecuador en los próximos años.

En un reporte reciente, Eurasia Group (EG) estima que Lenín Moreno ganará la Consulta Popular que tendrá lugar a inicios del próximo año, lo cual debilitará al ex-presidente Correa y su influencia en instituciones claves. A partir de ello, Moreno podría avanzar una “agenda económica más amigable con los negocios”, que vaya más allá de algunas reformas moderadas de ese estilo, que ha avanzado en las últimas semanas.

Con base en estas consideraciones, EG coloca a Ecuador entre los países con más potencial de avanzar reformas significativas en su política económica y de inversión (ver gráfico). Todo esto impulsado por el importante respaldo popular que recibiría el presidente Lenín Moreno en la Consulta y que le permitiría consolidar un gobierno poderoso. De hecho, según el análisis de EG, Ecuador sería el único país latinoamericano que reuniría tales características.

Sin embargo, EG advierte (acertadamente) que, “los conflictos entre Moreno y Correa continuarán generando tensiones las que, junto con las propias preferencias de Moreno, asegura que un ajuste fiscal será apenas gradual”. Es por ello que las perspectivas de largo plazo no son muy superiores a las de otros países de la muestra.

Este último punto es clave. Si bien el gobierno de LM contará con una importante capacidad de maniobra política una vez que gane la Consulta Popular, no cabe esperar que su agenda de reformas cambien radicalmente buena parte de las políticas aplicadas por su antecesor en los últimos años.

Lo anterior se debe a una combinación de factores; Moreno debe ajustarse al esquema constitucional vigente en Ecuador, que él mismo ha prometido reivindicar. Necesita apoyarse en (al menos una parte) del movimiento Alianza País que, en su mayoría, conservan posiciones poco favorables a los negocios y la inversión. Finalmente, si bien es cierto que Lenín Moreno tiene posiciones más moderadas que Rafael Correa, sus visiones económicas no distan demasiado de las que la “Revolución Ciudadana” ha profesado durante los últimos 10 años.

Se trata sin duda de un escenario de mayor apertura para los negocios y la inversión, pero conviene moderar las expectativas.

Los invitamos a informarse sobre nuestros Reportes Políticos especializados, en donde cubrimos ampliamente los asuntos políticos y su impacto en los negocios. Escribanos a info@profitas.com

 

2

Contáctanos!

¿te gustó?

Tags: