El gobierno ha anunciado una reforma integral al Código de Trabajo con la finalidad de dinamizar las relaciones laborales, brindar una tutela efectiva de derechos y establecer condiciones contractuales equitativas y beneficios laborales justos. El gobierno ha compartido sus lineamientos generales con los sectores empresariales, pero aún no ha compartido ningún borrador oficial del proyecto. Se espera que el proceso de socialización dure cuatro meses y que hacia junio de 2014, Ecuador cuente con un nuevo Código Laboral.

Algunos de los lineamientos de la reforma presentados por el Ministerio de Relaciones Laborales, plantean incorporar nuevas modalidades para los contratos laborales, simplificar los procesos de terminación de los contratos de trabajo e introducir procesos judiciales expeditos para las disputas laborales. También eliminaría la obligación que hoy tienen algunos empleadores de ofrecer artículos de primera necesidad a sus empleados.

Sin embargo, también existen aspectos que son de preocupación. Según un texto no-oficial que ha circulado, la reforma ratifica la responsabilidad limitada de los accionistas en lo que respecta al cumplimiento de obligaciones laborales, lo cual bien podría desincentivar la inversión societaria. Una previsión según la cual se presumiría la existencia de una relación laboral con “las personas que, sin contar con una infraestructura física y estructura administrativa y financiera propias, reciben habitualmente cualquier clase de bienes para su comercialización, reventa y/o venta directa de forma exclusiva, por parte de personas naturales o jurídicas cuya actividad habitual sea la producción, compra y/o distribución de aquellos bienes”, tendría un impacto importante en el modelo de negocio de, por ejemplo, las empresas de “ventas directas”.

Quedan muchas dudas sobre el impacto económico de algunas disposiciones. ¿Cuál va a ser el costo neto de sustituir la jubilación patronal y la bonificación por desahucio por una nueva bonificación por terminación de contratos que no considera el tiempo de trabajo? ¿Cómo va a funcionar la sindicalización y contratación colectiva por rama de actividad? ¿Podrán empresas pequeñas y medianas asumir los costos que se negocien colectivamente?.

Con base en la limitada información que existe, parecería que, en general, la reforma apunta a ampliar los derechos y beneficios laborales, pero a costa de incrementar el costo de hacer negocios en Ecuador, que ya resultaba relativamente alto en comparación a otras jurisdicciones (ver cuadro). Aquello, sin embargo, es consistente con uno de los objetivos esenciales de la “revolución ciudadana”: privilegiar al “trabajo” por sobre el “capital”.

Contáctanos!

¿te gustó?

Tags: