Por: Maria Gotti | Analista de Prácticas Compartidas y Proyectos Sostenibles en Enel |04 de Mayo de 2017. Este reporte fue publicado originalmente en el sitio web sharedvalue.org (Post traducido por Prófitas S.)

Un centro de aprendizaje, construido completamente con materiales reciclados del sitio de trabajo del parque eólico Sierra Gorda (112MW) ubicado en el desierto de Antofagasta, a 60km de Calama en Chile. Un taller eco-tecnológico donde las mujeres y los ancianos de la comunidad de Baquedano, un pequeño pueblo de casi 550 habitantes, aprenden actividades artesanales con el objetivo de iniciar pequeñas empresas locales.

Una nueva vida generada a partir de materiales reciclados a través de un modelo de Economía Circular: los grandes carretes de madera que  estaban envueltos cables eléctricos se han convertido en muebles, puertas o bancos. Los lienzos utilizados para cubrir materiales de obra se han utilizado para impermeabilizar tejados. Incluso las camisas utilizadas durante la construcción han encontrado una nueva vida como aislamiento térmico dentro de las paredes hechas de suelo de arcilla local y cartón reciclado. Es el Taller de Eco Tecnologías de la comunidad Baquedano.

Los 100 metros cuadrados del centro son una pequeña joya de la creatividad. La integración de las tecnologías renovables convencionales y no convencionales, junto con el uso de materiales reciclados y técnicas de bioconstrucción, han permitido crear un entorno respetuoso con las tradiciones locales.

El Taller surgió a través de la colaboración con la Asociación Sembra, una organización chilena que promueve el desarrollo sostenible en las comunidades rurales al involucrarse en proyectos de formación profesional para poner en marcha pequeñas empresas artesanales.

El Laboratorio de Eco-Tecnología es un lugar en el cual se reúne y capacita a personas e involucró a 30 jefas de familia y 21 ancianos de la comunidad local.

En el espacio del centro, la asociación Sembra organiza talleres de eco-carpintería, para producir puertas, ventanas, mesas y sillas, y  materiales de bio-construcción, para enseñar a crear infraestructuras con bajo impacto ambiental, utilizando tierra, plástico reciclado, cartón, algodón y madera desechada. El papel reciclado y otros subproductos se procesan y transforman en portátiles, lámparas, anillos y pendientes.

Los visitantes del Taller de Eco-Tecnología pueden notar inmediatamente tres bicicletas tandem colocadas en el patio central: son las bicicletas que proporcionan energía al Bike-Cinema del centro.

El orgullo y alegría de la creatividad del Taller, es que el Bike-Cinema utiliza la energía cinética producida por el pedaleo en los tandems junto con la energía tomada de los paneles fotovoltaicos instalados en el techo.

El cine en sí, que acogerá su primer festival de cine en 2017, es también una especie de showroom para los productos fabricados en el taller.

Además de los bancos construidos con paletas y las luminarias hechas de llantas de bicicleta, el espacio está decorado con grandes carteles sobre madera que muestran personajes de cine como Harry Potter y Charlie Chaplin.

Las primeras semanas de operación en 2016 fueron un gran éxito. Para 2017, además de los cursos, se realizarán talleres de producción de gres y cerámica, que se transformarán en joyas eco-sostenibles, y de madera, para ser utilizadas para la creación de muebles, accesorios e incluso juguetes.

Gracias a esta asociación estratégica y los resultados positivos en Baquedano, el Laboratorio de Tecnología Ecológica en la sede de la Asociación Sembra en Nogales se utilizó para otros proyectos en el país. En febrero de 2017 un grupo de 4 mujeres procedentes de la comunidad de Coronel también han asistido a un curso de un mes durante el cual aprendieron a construir una casa y un mobiliario de manera innovadora y sostenible. Enel está presente en la zona de Coronel con la central térmica de Bocamina (478MW), por lo que las relaciones con la comunidad de Coronel son de gran importancia para la empresa.

Este es un ejemplo de una solución escalable que puede aplicarse en diversos contextos a nivel de país ya que promueve y permite el acceso a la electricidad, la innovación, la sostenibilidad, la economía circular y el empoderamiento de las mujeres.

VALOR DE ENEL

Reducción de los costos industriales de la gestión de residuos de la central eólica de Sierra Gorda con soluciones de economía circular como: deposición, retirada de contenedores y transporte de material a vertedero autorizado. Se genera soluciones industriales innovadoras para promover el uso de fuentes de energía renovables. Sinergia con socios estratégicos para soluciones escalables.

VALOR DE LAS PARTES INTERESADAS

Desarrollo del espíritu empresarial local y promoción del empoderamiento de las mujeres. Creación de nuevas oportunidades de empleo en un área ecológica. Obtener acceso a la electricidad a través de programas innovadores de capacitación.

Este artículo fue originalmente publicado en la página web de Shared Value Initiative bajo el título “ Strategic Partnership in Chile – Innovation and Sustainability through Circular Economy”.

Contáctanos!

¿te gustó?

Tags: