Compartir!

Daniela Chiriboga

La proactividad en las redes sociales para las organizaciones puede ser sin duda una oportunidad o un riesgo. Muchas organizaciones participan en los nuevos medios de comunicación sin contemplar todos los posibles escenarios a los que se exponen.

El mapeo de riesgos es una herramienta bastante común dentro de cada organización, medir los problemas a corto y largo plazo, ayuda a generar estrategias de prevención de crisis. De la misma manera, en el ámbito comunicacional, se debe incorporar este análisis específicamente en las redes sociales, anticiparse a una previsible dificultad con la toma de decisiones, es clave.

Para lograr resultados exitosos, es importante contar con un plan de comunicación en el que se detalle la prevención de riesgos en momentos de crisis. Para ello, se debe capacitar al personal interno antes de que se presente cualquier inconveniente. Además, trabajar por generar confianza y credibilidad dentro del ecosistema es de suma relevancia.

El plan de crisis debe contener los detalles suficientes y los pasos a seguir por si alguna situación sale de control. La persona que realice este plan, debe conocer a profundidad la empresa y su naturaleza, así como todos los riesgos a los que podría enfrentarse a mediano y corto plazo.

Si bien, mapear los riesgos y oportunidades de una empresa u organización es un trabajo diario, debemos recordar la era por la que atravesamos. La época en la que la información se encuentra al alcance de todos, donde nada es secreto y cualquiera puede emitir comentarios sobre cualquier tema.

Por ello es importante entender la sociedad en la que nos desenvolvemos, los nuevos medios de comunicación tan poco regulados y la comunidad en la que se desarrollan los negocios. Ninguna empresa puede dejar de analizar e investigar el entorno en el que se encuentra.

Además de comprender estos factores, las compañías deben actuar por generar buenas relaciones que les permitan ir un paso más allá del análisis. Interactuar con este tipo de actores, así como crear lazos y relaciones de amistad que resulten lo suficientemente fuertes como para resistir una crisis. Al mismo tiempo, deben ser lo suficientemente bien pensados, como para producir rentabilidad.

La credibilidad en nuestros días es un elemento que garantiza el éxito de una organización. Coca-cola por ejemplo, no dejaría de vender sus productos si decide dejar de comunicar su marca. Sin embargo, no lo hace porque comprende que la reputación es una pieza clave en el rompecabezas de los negocios.

El giro de los negocios actual es impresionante pues, no solamente se basan en la compra y venta de productos y servicios, sino que se trata de crear una persona compuesta de personas, de crear una identidad que atraviese las barreras de la imagen corporativa. Con esto me refiero a que no es suficiente apoyar a otras organizaciones con  iniciativas medioambientales o sociales, es fundamental ser esa organización, desde lo más insólito hasta lo más grande e importante.

Además, el reto tecnológico en los negocios es un factor fundamental, conocer hacia dónde se dirige la industria, los nuevos startups que la revolucionan y cambian completamente la manera de operar el negocio, así como los riesgos que implica la adopción de estos nuevos mecanismos.

Encantada de discutir y profundizar del tema: @DanielaChir90

 

Compartir!

Contáctanos!

¿te gustó?

Tags: