Compartir!

El Ecuador ha registrado déficits comerciales durante los últimos cinco años, alcanzando un saldo negativo de $1.084 millones en 2013. Frente a esta realidad, el gobierno decidió abordar el problema mediante la implementación de algunas regulaciones técnicas que dificultaron el ingreso de mercadería al país durante los primeros meses de 2014.

Al comparar las importaciones no petroleras registradas durante el primer trimestre del año con las observadas en el mismo trimestre del año pasado, se constata una caída del 5.9% anual. Sin embargo, las importaciones totales solo se reducen en un 2,3%, ya que las importaciones de combustibles y lubricantes aumentan un 9,2% en el mismo período, como consecuencia de la paralización y proceso de repotenciación de la refinería de Esmeraldas.

La reducción de las importaciones no petroleras afectó tanto a bienes de consumo, como materias primas y bienes de capital. Los bienes de consumo duraderos cayeron 4,4% y los no duraderos 6,6%. Las materias primas importadas disminuyeron 7,5%, con una importante reducción de los insumos industriales (9,5%) y una menor en el caso de los insumos agrícolas (3%). Con respecto a los bienes de capital, esas importaciones se redujeron en un 3,7%, con una caída del 4,5% en equipos de transporte.

Si analizamos los resultados en dólares, se dejaron de importar $145 millones durante el primer trimestre de 2014. Sin embargo, el saldo de la balanza comercial pasó de un valor negativo de $90 millones en el primer trimestre de 2013 a un saldo positivo de $438 millones en el primer trimestre de 2014, lo que significa una variación de $528 millones. Resultado del positivo incremento de las exportaciones no petroleras del país, que tuvieron una variación anual del 12,7% en el primer trimestre del año.

En ese incremento jugó un papel preponderante la expansión del 90,6% en las exportaciones de camarón, con un aumento neto de $302 millones. El precio internacional por kilogramo de camarón se disparó, pasando de $11,3 en el primer trimestre de 2013, a $17,1 en el primer trimestre de 2014. El resto de exportaciones tuvieron algunas oscilaciones, siendo importante resaltar la caída de las exportaciones de productos industriales, que se redujeron 10.2% en el mismo período.

Las medidas para reducir las importaciones habrían tenido un resultado marginal en los resultados de la balanza comercial, que se vio favorecida primordialmente por el incremento del precio del camarón en los mercados internacionales. Es más, parecería que muchas de las restricciones impactaron en algunos encadenamientos productivos por la caída del flujo de materias primas y bienes de capital, lo que también repercutió negativamente en la producción de bienes industriales que también son exportados. Ante estos resultados, el gobierno ha mostrado cierta flexibilización sobre el ingreso de mercaderías y materias primas.

Compartir!

Contáctanos!

¿te gustó?

Tags: